Odontología infantil: PequePérez.

Ene 12, 2024 | blog

En la clínica DenEst pone especial atención a nuestros pequeños pacientes. Por ello, hemos creado un club: PEQUEPerez

Para aquellos que lo merezcan y se porten bien tenemos un pacto con el RATONCITO PEREZ, que te envía una fotografía firmada para tu nueva visita y un regalito o una moneda si se portas bien.

Nuestro pacto con el ratoncito ayuda a los pequeños a motivarles a volver, pequeños regalos, premiso o foto firmada para que al pequeño no le cueste tanto volver a vernos, y que cada vez tenga una mejor sonrisa. El objetivo es conseguir que el cuidado dental acabe siendo una experiencia rutinaria incluso agradable para ellos.

El control de los dientes de Leche

Además, ponemos especial atención en enseñar la técnica adecuada de cepillado y enviamos algún video demostrativo.

El control odontológico de los dientes de leche es fundamental que se realice a partir de los 3 años de edad, así como la salida de los nuevos dientes, y el crecimiento adecuado de ambos maxilares (a veces uno crece menos que el otro dando a mordidas clase II o clase III, que requerirán de adulto intervención quirúrgica.

Lo más importante es que el profesional adquiera la total confianza por parte del pequeño paciente para que este colabore y exista un acercamiento y aceptación progresivo.

El Ratoncito Pérez visitante habitual de tu clinica en Getafe.

Nuestro odontopediatra y el maxilofacial son amigos personales del ratoncito Pérez, incluso tienen el mismo apellido.

El ratoncito se pasa muy frecuentemente por la clínica de noche dejando fotos, dedicatorias y pequeños regalos y monedas a los niños que se cuidan y siguen los consejos.

Para los papas.

A los padres, hacedles recordar que la Sociedad Americana de Ortodoncia recomienda que la primera revisión se haga antes de los 5 años para controlar la erupción de los dientes definitivos y que estén en consonancia con el maxilar.

En muchas ocasiones aparecen alteraciones durante el desarrollo que si se tratan de forma precoz ahorran en ocasiones cientos sino miles de euros de tratamiento posterior innecesario. En estos casos, cuanto más se espere, el hueso es menos maleable, y puede afectar en la estética facial y funcional del paciente.