Prótesis dental fija

Recupera tu sonrisa

La elección entre prótesis fija y prótesis removible: ¿Cuál es la mejor opción para ti?

Descubrir la mejor opción protésica para ti puede parecer abrumador, pero no te preocupes, ¡estamos aquí para ayudarte! En este artículo, exploraremos las diferencias entre las prótesis fijas y removibles, para que puedas tomar una decisión informada.

Las prótesis fijas, también conocidas como puentes, son una opción popular para aquellos que buscan una solución permanente. Estas prótesis se cementan y brindan una función y estética similares a los dientes naturales. Una prótesis fija es un aparato fabricado a medida de la boca del paciente, con una o diversas piezas dentales, que se coloca para sustituir la pérdida de dientes. No se mueven y no se pueden quitar a no ser que sea en clínica dental.

Por otro lado, las prótesis removibles ofrecen una mayor flexibilidad y facilidad de cuidado. Son ideales si prefieres una opción más temporal o barata, y si necesitas reemplazar múltiples dientes. Las prótesis removibles son fáciles de quitar, y las debe quitar el paciente para su limpieza. Tienen cierta movilidad y, por tanto, son más incómodas.

Al tomar la decisión entre prótesis fijas y removibles, es importante considerar varios factores:

1. Salud oral: Si tienes una buena salud oral y no tienes problemas dentales adicionales, las prótesis fijas pueden ser una opción adecuada. Sin embargo, si tienes enfermedad periodontal o necesitas reemplazar varios dientes, las prótesis removibles pueden ser más apropiadas.

2. Presupuesto: Las prótesis removibles suelen ser más económicas que las prótesis fijas.

3. Preferencias personales: Algunas personas prefieren la comodidad y estabilidad de las prótesis fijas, mientras que otras prefieren la flexibilidad y facilidad de cuidado de las prótesis removibles.

Preguntas frecuentes

Prótesis fijas: ventajas y desventajas

Estas dentaduras se cementan sobre algunos de tus dientes. Son ideales si buscas una solución a largo plazo.

Una de las ventajas de las prótesis fijas es que ofrecen máxima estabilidad y comodidad al comer y hablar. Al estar cementadas no tienes que preocuparte por quitarlas y volver a colocarlas. Además, las prótesis fijas pueden ayudar a prevenir la pérdida ósea y mantener la salud de tus encías.

Sin embargo, las prótesis fijas también tienen algunas desventajas:

Requieren una mayor preparación de los dientes adyacentes, ya que se deben tallar para usarlos como soportes de la prótesis. Ello daña al diente natural sano que usamos como pilar, y podría fallar con el tiempo. Para evitar estos inconvenientes se inventaron los implantes.

Además, si alguna parte de la prótesis se rompe o se daña, es más difícil de reparar en comparación con las prótesis removibles.

Prótesis fijas o coronas y puentes

Existen dos tipos de prótesis dentales fijas:

  • Prótesis fija sobre dientes: La prótesis se sujeta a los dientes sanos del paciente. La única desventaja es que es necesario dañar los dientes adyacentes para conseguir que la prótesis se sujete.
  • Prótesis fija sobre implantes dentales: La prótesis va sujeta sobre uno o varios implantes de titanio, que ejercen de raíz del diente. Sobre estos va sujeta la prótesis, ya sea corona o puente con diversas piezas. Por ello son mejores que las prótesis fijas tradicionales al no lesionar dientes sanos adyacentes.

No obstante, las prótesis fijas también pueden clasificarse según la forma:

  • Coronas: Comúnmente se conocen como “fundas”. Son prótesis individuales de un solo diente que se colocan sobre el diente dañado del paciente previamente tallado. Son fabricadas de forma totalmente artesanal, tomando las medidas exactas del paciente y adaptándola al color y forma del resto de dientes del paciente. Dentro de las coronas existen las de metal-cerámica, aquellas que son totalmente de cerámica, y de zirconio.
  • Puentes dentales: Se utiliza para sustituir, al menos, un diente. Consta de un mínimo de tres piezas: los dos dientes adyacentes (uno a cada lado) que serían los pilares, que hacen de sujeción del puente. El resto de piezas intermedias del puente, que únicamente sustituyen, se llaman pónticos.
Conclusiones: La mejor elección para sus necesidades dentales.

Prótesis removible versus prótesis fija.

En primer lugar, debes evaluar tu salud oral y determinar si tienes suficiente soporte y estructura ósea para sostener una prótesis fija. Si tus dientes y encías están en buen estado, es posible que seas un buen candidato para una prótesis fija. Sin embargo, si tienes problemas con la salud de tus dientes y encías, necesitarás una prótesis removible.

Otro factor importante es tu presupuesto. Las prótesis fijas son más costosas que las prótesis removibles, ya que requieren un trabajo más complejo y materiales de alta calidad.

También tus preferencias personales y estilo de vida. Algunas personas prefieren la comodidad y estabilidad de las prótesis fijas, mientras que otras valoran la flexibilidad y facilidad de cuidado de las prótesis removibles.

Recuerda que la decisión final debe ser tomada en consulta con tu clínica, ya que podrán evaluar tu situación dental específica y brindarte el asesoramiento personalizado. No hay una respuesta universal, ya que todos somos únicos y tenemos necesidades diferentes.

Contacto

Ponte en contacto con nuestra clínica dental y estética

}

Horario

Lunes: 9.30 a 13.30 / 16.30 a 20.00
Martes: 9.30 a 13.30 / 16.30 a 20.00
Miércoles: 9.30 a 13.30 / 16.30 a 20.00
Jueves: 9.30 a 13.30 / 16.30 a 20.00
Viernes: 9.30 a 13.30
Sábado: Cerrado
Domingo: Cerrado